Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Ya está publicada la edición 2018 del “Global Innovation Index”

Ya está publicada la edición 2018 del “Global Innovation Index”

21/08/2018

Por undécimo año consecutivo, la Universidad de Cornell, INSEAD y la Organización Mundial de la propiedad intelectual (WIPO) han publicado el “Índice Global de Innovación 2018”

Por octavo año consecutivo, Suiza se presenta como el país más innovador, seguido de los Países Bajos y Suecia, según los resultados publicados recientemente por la Universidad de Cornell, INSEAD y la Organización Mundial de la propiedad intelectual (WIPO). Reino Unido, Singapur, EE. UU, Finlandia, Dinamarca, Alemania e Irlanda, se encuentran entre las 10 posiciones líderes del ranking, mientras que España alcanza una vigesimoctava posición.

El informe analiza indicadores como la calidad de las instituciones, los recursos humanos destinados a la investigación, infraestructuras, el mercado y los negocios, el conocimiento y la producción tecnológica, o la producción creativa. Además de reconocer el papel clave de la innovación como motor de crecimiento y de prosperidad económica.

LOS 7 PUNTOS CLAVE

Los principales mensajes del Índice Global de Innovación 2018 pueden resumirse en siete puntos clave:

El crecimiento económico global y la innovación siguen una misma dirección

Después de casi una década de progreso desigual, y aunque la inversión en innovación sigue siendo más baja que en el periodo de antes de la crisis, hay factores que conducen al optimismo. El impulso del crecimiento económico mundial ya está puesto en marcha. El mayor desafío, es que la economía global alcance una velocidad que le permita mantenerse cómodamente en los próximos años.

En este contexto, existe una necesidad de priorizar las políticas que fomentan nuevas fuentes de crecimiento impulsado por la innovación. Las inversiones en innovación son fundamentales.

Durante el 2016, el gasto mundial en I+D creció un 3%, y la intensidad global de I+D también se ha mantenido estable e incluso se ha intensificado en los últimos años, este crecimiento es impulsado mayoritariamente por China. El gasto en I+D de las empresas globales aumentó a un ritmo más rápido en 2016 (4.2%) que en el año 2015.

Las continuas inversiones en innovaciones energéticas son fundamentales para el crecimiento global y para evitar crisis medioambientales

Las proyecciones indican que para 2040 el mundo requiere hasta un 30% más de energía de la que necesita hoy.

China como ejemplo para economías de tipo medio, por su rápido aumento

China es un país que ha ido ascendiendo con el paso de los años hasta situarse actualmente en la decimoséptima posición, manteniendo una sólida posición entre los 30 primeros. Es un claro ejemplo de cómo la innovación es capaz de ayudar en el crecimiento de un país, aunque este no tenga una gran riqueza.

Las economías más ricas, con una industria diversificada y exportación son más propensas a destacar en innovación

Entre los 20 principales Índice Global de Innovación, podemos encontrar, por ejemplo, los Países Bajos, los países nórdicos de la UE, Singapur, Israel y Luxemburgo, a pesar del hecho de que las grandes economías son los EE. UU., Alemania, y ahora China.

Hay que conseguir un equilibrio entre la inversión en innovación y el desarrollo de productos

La mayoría de las economías tiene una relación lineal entre las entradas y salidas de la innovación, pero se deben de tener en cuenta ciertos valores.

Existencia de fuertes desequilibrios regionales en innovación

El desempeño regional medido muestra que América del Norte es el actor con puntuación más alta en todos los pilares, seguido de Europa, Sudeste Asia, Asia Oriental y Oceanía, África del Norte y Asia occidental, América Latina y el Caribe, Asia Central y del Sur, y, finalmente, África subsahariana.

La mayor parte de científicas y clústeres de tecnología más potentes están en el EE. UU., China y Alemania; Brasil, India e Irán también están entre los 100 primeros de la lista

Los países han mostrado un interés particular en la evaluación y monitorización del rendimiento de la innovación en sus estados, regiones o ciudades.

Contenido ofrecido por:

Volver a Noticias