Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estados Unidos y la Unión Europea tienen grandes diferencias sobre Basilea IV

Estados Unidos y la Unión Europea tienen grandes diferencias sobre Basilea IV

Estados Unidos y Europa se han estancado en las negociaciones sobre la reforma de Basilea III, lo que en el sector financiero se conoce como Basilea IV. Fuentes comunitarias han mostrado su escepticismo sobre el cierre del acuerdo a finales del mes de noviembre, cuando estaba prevista la finalización de las conclusiones.

La reforma de Basilea III, que son un conjunto de normas para la regulación bancaria que se acordaron a partir de la crisis financiera de 2008, se está llevando a cabo entre Estados Unidos y nueve Estados miembros de la UE. Así, la Unión Europea está presente en la mesa de negociaciones aunque no forme parte de ellas.

Fuentes europeas han destacado que las diferencias entre las posturas de Estados Unidos y los países europeos son claras. Sin embargo, han puntualizado que es normal que esas diferencias existan ya que el mercado americano y europeo es muy distinto. 

Las principales diferencias entre ambas partes son dos: la eliminación de los modelos internos y el establecimiento de un mínimo de reserva en los bancos.

Con respecto a los modelos internos, Estados Unidos aboga por su eliminación mientras que Europa cree que “deben ser reducidos y controlados, pero son útiles”, según declara la fuente europea. Los modelos internos son las fórmulas que fabrican determinados bancos para calcular el fondo necesario que deben guardar en función de los riesgos que tengan sus préstamos o inversiones. En el actual Basilea III, los bancos deben guardar un “colchón” de dinero para afrontar las posibles situaciones críticas.

El segundo punto conflictivo es el establecimiento de un mínimo de reserva que deberían tener todos los bancos para evitar que éstos hagan unas previsiones demasiado positivas sobre sus inversiones o préstamos. Las fuentes europeas han subrayado que si se acuerda aumentar el capital requerido no debe ser un incremento “importante”.

Más información aquí.

Volver a Noticias