Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Programa Maquinaria 4.0: ayudas al desarrollo de maquinaria y bienes de equipo en Galicia

Programa Maquinaria 4.0: ayudas al desarrollo de maquinaria y bienes de equipo en Galicia

02/04/2020

¿Cuál es el propósito de esta nueva convocatoria?

  • Permitir a las empresas industriales gallegas disfrutar de un proceso claro y simple para la compra de maquinaria y bienes de equipo a proveedores locales.
  • Brindar a los proveedores de maquinaria y bienes de equipo gallegos contacto con nuevos clientes y el análisis de sus retos tecnológicos.

¿Quiénes pueden beneficiarse de esta ayuda?

  • Aquellas empresas del sector o ámbito de negocio de fabricación de maquinaria o bienes de equipo que sean sociedades con personalidad jurídica propia o autónomos y que tengan un centro de trabajo en Galicia en el que se vaya a realizar el proyecto.
  • Agrupaciones de dos o más empresas en las que por lo menos una de ellas sea del sector o ámbito de negociación de la fabricación de maquinaria o bienes de equipo y el resto pertenezcan a sectores de la industria o a servicios directamente relacionados con el desarrollo del producto para el cual se solicita la ayuda.

¿A cuánto asciende la ayuda y hasta cuándo se puede solicitar?

La subvención es a fondo perdido y la dotación de la que se dispone es de 2.000.000 euros.

El 7 de abril es el último día para solicitar la ayuda.

¿Qué tipo de proyectos son subvencionables?

Los proyectos apoyados deberán estar encaminados a la obtención de un producto que satisfaga alguna de las propuestas seleccionadas en la consulta convocada por el Igape mediante Resolución de 4 de septiembre de 2019 y compuestos de actividades de la siguiente naturaleza.

a) Mejora de la capacidad productiva mediante la inversión material y/o inmaterial, que solo será subvencionable para beneficiarios que sean pymes.

b) Desarrollo experimental, adquisición, combinación, configuración y empleo de conocimientos y técnicas ya existentes, de índole científica, tecnológica, empresarial o de otro tipo, con vistas a la elaboración de productos, procesos o servicios nuevos o mejorados. Puede incluir también, por ejemplo, actividades de definición conceptual, planificación y documentación de nuevos productos, procesos y servicios. Entre las actividades podrá figurar la elaboración de proyectos, diseños, planes y demás tipos de documentación, siempre y cuando no vaya destinada a usos comerciales.

El desarrollo experimental podrá comprender la creación de prototipos, la demostración, la elaboración de proyectos piloto, el ensayo y la validación de productos, procesos o servicios nuevos o mejorados en entornos representativos de condiciones reales de funcionamiento, siempre que el objetivo principal sea aportar nuevas mejoras técnicas a productos, procesos o servicios que no estén sustancialmente asentados. Puede incluir el desarrollo de prototipos o proyectos piloto que puedan utilizarse comercialmente cuando sean necesariamente el producto comercial final y su fabricación resulte demasiado onerosa para su uso exclusivo con fines de demostración y validación.

c) Innovación en materia de organización: la aplicación de un nuevo método organizativo a las prácticas comerciales, la organización del centro de trabajo o las relaciones exteriores de una empresa. No se incluyen los cambios basados en métodos organizativos ya empleados en la empresa, los cambios en la estrategia de gestión, las fusiones y adquisiciones, el abandono de un proceso, el mero relevo o ampliación de capital, los cambios exclusivamente derivados de variaciones del precio de los factores, la producción personalizada, la adaptación a los usos locales, los cambios periódicos de carácter estacional u otros cambios cíclicos y el comercio de productos nuevos o significativamente mejorados.

d) Innovación en materia de procesos: la aplicación de un método de producción o suministro nuevo o significativamente mejorado (incluidos los cambios significativos en cuanto a técnicas, equipos o programas informáticos). No se incluyen los cambios o mejoras de importancia menor, los aumentos de las capacidades de producción o servicio mediante la introducción de sistemas de fabricación o logística muy similares a los ya utilizados, el abandono de un proceso, el mero relevo o ampliación de capital, los cambios exclusivamente derivados de variaciones del precio de los factores, la producción personalizada, la adaptación a los usos locales, los cambios periódicos de carácter estacional u otros cambios cíclicos y el comercio de productos nuevos o significativamente mejorados.

e) Estandarización y creación de catálogos de producto, que comprende actividades en las que se fijen las características que compondrán una gama concreta de productos; elaboración de opciones y ampliaciones modulares de los mismos; especificación homogénea mediante textos, planos, esquemas y similares; homologación de productos según normativas de calidad, sectoriales o comerciales; elaboración de catálogos en cualquier medio; generación de modelos y especificaciones formales electrónicos interoperables y otras similares relacionadas con el proyecto de desarrollo presentado.

f) Comercialización del producto generado, que comprende actividades de elaboración de propuestas de valor; capacitación del equipo comercial; definición de nuevos mercados; prospección y exploración del mercado; acciones de difusión en los medios más acomodados para el producto; contacto y seguimiento de oportunidades comerciales; elaboración de acuerdos de distribución y otras similares relacionadas con el proyecto de desarrollo presentado.

g) Planes de mantenimiento y formación de distribuidores, que comprende actividades de elaboración de los planes de mantenimiento idóneos para los productos desarrollados; homologación de los mismos; selección y capacitación de los distribuidores; diseño y puesta en marcha de programas de distribución y otras similares relacionadas con el proyecto de desarrollo presentado

Volver a Noticias