Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

La UE y EEUU rebajan la ambición de sus objetivos de 2016 sobre las negociaciones del TTIP

La UE y EEUU rebajan la ambición de sus objetivos de 2016 sobre las negociaciones del TTIP

La decimoquinta ronda de negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos está teniendo lugar entre el 3 y 7 de octubre en Nueva York donde se han reunido alrededor de 90 funcionarios europeos para participar en las reuniones.

El objetivo de las negociaciones de este último trimestre de 2016 ha cambiado, ya no es cerrar el acuerdo antes de que acabe el año, sino trabajar para completar el texto de aquellos capítulos en los que haya menos diferencias antes de que finalice el mandato de la administración Obama. Según una fuente europea “hay mucho que hacer”.

Las fuentes europeas han señalado también que “no estamos intentando esconder que nuestras diferencias son grandes”. Así, el ejecutivo comunitario ha señalado que el trabajo a partir de ahora es avanzar en el texto, sobre todo en lo referente a regulaciones, normas y estándares a diferentes niveles referidos a la industria manufacturera.

Las instituciones europeas ya no esconden sus inquietudes basadas en las declaraciones que provienen de diferentes países europeos, como Francia, Alemania y Bélgica, que reflejan las dudas sobre el rumbo de las negociaciones y el beneficio real del acuerdo para la Unión Europea.

Además, el ejecutivo comunitario se ha mostrado preocupado sobre las protestas sociales contra el acuerdo. En Alemania, han llegado a reunir a 350.000 personas. Estas manifestaciones han llegado a influir también en el CETA, el acuerdo  comercial entre la Unión Europea y Canadá, que está a la espera de ser ratificado por los parlamentos nacionales al ser un acuerdo mixto.

Para afrontar esta creciente preocupación social y rechazo en algunos países europeos, la Comisión Europea ha decidido tomar medidas con el objetivo de recuperar el apoyo de la opinión pública y de los ciudadanos. Así, el ejecutivo ha planeado lanzar una plataforma en la que los ciudadanos europeos podrán observar cómo afectan las exportaciones y las relaciones comerciales entre Estados Unidos y su país así como, en concreto, con sus provincias o comunidades locales.

Más información aquí.

Volver a Noticias